Hacer fotografía de ciudad en Madrid te hace ver cómo de bella es en realidad esta ciudad que a muchos les parece caótica y pocos conocen la serenidad de sus rincones. 

Nací en Madrid, y aunque nunca me he considerado de un sólo lugar, si me preguntan “de donde eres” no encuentro otra respuesta más que “de Madrid”.

Fue corta mi etapa viviendo allí, pero siempre se dice que los orígenes no se olvidan y es tan verdad como que casi 20 años después de haberme marchado de la ciudad, sigue ocupando un lugar muy especial mi corazón. Y no, no es sólo por mi laísmo.

Deléitate con lo maravillosa que es esta ciudad, y continúa leyendo, debajo te dejo algunos consejos sobre fotografía de ciudad 😉

Hacer imágenes bonitas en un lugar donde a menudo hay masificación de gente es complicado, pero si hablamos de Madrid y Navidad, lo es todavía más.

Ésta sesión de fotografía de ciudad la realicé en Navidad de 2016-2017 con la excusa de tener que hacer una campaña turística para mi asignatura de fotografía de la universidad.

En principio pensaba que no iba a salir nada bien, que no podría captar lo que realmente quería porque en Navidad en Madrid a penas puedes andar por la calle sin tener a tu alrededor a cientos de personas.

La terraza del Círculo de Bellas Artes de Madrid me facilitó todo el trabajo, dejándome disfrutar de un atardecer precioso e idílico, de manera tranquila y sin prisas en pleno 26 de Diciembre.

¿Verdad que vista así, la ciudad no parece tan caótica? Te animo a visitarla, a fundirte con sus calles y a conocer sus rincones, sin olvidar que Madrid es la forma de su gente y la unión de sus colores y sonidos.

Consejos si vas a hacer fotografía de ciudad:

Dispara en Manuel SÓLO cuando estés en un lugar tranquilo y puedas controlar de verdad la luz con la que trabajas y el movimiento que haya a tu alrededor.

Olvídate del trípode, lo importante cuando quieres captar la esencia de una ciudad es lo que sucede a tu alrededor, su gente, su color, su luz. No puedes estar parando cada 2 segundos a apoyar tu trípode y perder 3 minutos en hacer un encuadre perfecto.

No le tengas miedo al editor, bien sea tu móvil o el ordenador, sólo te va ayudar a dejar una estampa perfecta. TIP: edita el mismo día o como mucho al día siguiente, tendrás la mente más fresca y recordarás exactamente lo esencial de cada fotografía.

Utiliza un gran angular (si puedes) o al menos un objetivo que no sea fijo y te permita tener un zoom bastante amplio, a lo mejor estas en un punto y te interesa captar una escena un poco alejada y esto te facilitará el trabajo.

Deja la mochila en casa, a menos que quieras terminar con tu espalda o cuello. No cargues con La Bolsa o mochila de la cámara innecesariamente. Lo mejor es que tengas una correa consistente o bien te cruces a cámara como si fuera una bandolera.

¡Feliz Día de la Comunidad!

 

A %d blogueros les gusta esto: