Hacer fotografía con relojes no es tan complicado como podemos pensar, sólo bastan algunos trucos para controlar la luz y ¡Listo!

Controlar la luz en ocasiones nos puede resultar difícil pero si aplicamos un par de trucos básicos resultará muy fácil.

Lo más importante es tener un par de bloqueadores y reflectores de luz. Con un trozo de unos 20x30cm de cartón pluma negro y otro blanco nos puede servir para controlar los reflejos, sobre todo si se utiliza luz natural.

Es cierto que, en este caso yo no utilicé ni bloqueadores ni flectores ya que la luz que tenía era absolutamente perfecta. Estaba a unos 2 metros de una ventana y la luz no incidía directamente sobre el objeto que estaba fotografiando así que fue mucho más fácil.

Por otro lado, es importante hablar de porqué fotografiar piezas como los relojes en forma de bodegón es importante.

Lo primero es que si eres una marca que cuida su feed en redes sociales es imprescindible hacer que las imágenes hablen por sí solas y se puedan contextualizar.

En segundo lugar, evitarás tener que utilizar modelos (aunque muchas veces es lo más adecuado).

Así, el bodegón que vayamos a crear para contextualizar un reloj tiene que ir en concordancia con la escena, valores o imagen que queremos transmitir.

En este caso, yo compré éste reloj en una pequeña tienda de Perugia, Italia. Era una tienda propia de la marca y además vendían bolsos y la mayoría eran en tonos pastel. Además, lo compré un atardecer y ese día el cielo estaba completamente rosa.

Con esta sesión quise que no sólo los colores que envolvían al producto pudieran contrastar con él, si no que también rememoraban de alguna manera su origen.

 

A %d blogueros les gusta esto: